jueves, 7 de junio de 2012

The Genesis of Science: How the Christina Middle Ages Launched the Scientific Revolution, James Hannam

El libro hacer un amplio recorrido sobre la ciencia medieval europea. Es decir, parte de aproximadamente el siglo X y termina con Galileo en el XVII, cerrando así el período medieval.

Cubre casi todos los temas, desde la medicina hasta la física y la metafísica con especial hincapié en la dualidad religión/ciencia y los problemas que trajo a muchos religiosos y laicos.

El libro se divide en una veintena de capítulos y cada uno de ellos se centra en un tema y en un arco temporal concreto, enfocándose, más que en una serie de descripciones generales, en varios autores y filósofos.

Esto hace que el libro quede bastante abrupto con muchos saltos acá y allá y sin mucha coherencia más allá de lo que se cuenta en las páginas que lees en ese momento.

El autor ha querido crear un pivote triple: cronología, autores y temática, y, a mi parecer, no ha conseguido nada coherente y sí mucha descoordinacion y viaje adelante y atrás en el tiempo.

Al final, una vez leído por completo, la obra es, más que nada, un compendio de personas y sus escritos, combinados de forma pobre con una secuencia temporal y temática.

La obra hubiera quedado mucho más coherente si se hubiera cogido por temas y los hubiera desarrollado desde un principio a un final, más al estilo de Los descrubridores de Boorstin y menos al de una mera enumeración más o menos consecuente de autores. 

Si bien intenta imbricarlos dentro del contexto histórico y en relación a otros precursores menos famosos, no lo termina de cuajar bien.

No obstante es una obra que te ilumina sobre la ciencia en el período histórico en cuestión, que va desde aproximadamente el 1000 al 1600. Personalmente creo que le falta un primer capítulo que cubriera con más detalle el período que va desde la caída del Imperio Romano (400 o así) hasta el año 1000, pero lo mismo en ese período no hubo innovación alguna, cosa que personalmente dudo.

Lo cierto es que la cosa no empieza a arrancar hasta el 1400 aproximadamente, pero con anterioridad sí que se hicieron varios descubrimientos interesantes, sin contar los que seguramente se perdieron por la poca comunicación entre diferentes lugares.