sábado, 6 de marzo de 2010

El mundo es matemático (serie de venta en quioscos sobre matemáticas)

Grata sorpresa al ver que ciertas editoriales se mojan con libros que podrían no tener tanta salida, y grata sorpresa por la calidad de los dos primeros volúmenes que he leído. Que el lector no espere sesudos mamotretos monográficos sobre el tema en cuestión, cosa que es de agradecer, y no poco. Los dos libros que he podido conseguir (y que comentaré aquí próximamente) apenas cuentan con 150 páginas de texto útil, pero ambos son muy legibles incluso por personas con nivel de EGB (de la de mi época), aunque tampoco está mal si tienes un FP2 o un Bachillerato (ambos de mi época).

Los libros son de matemáticas, pero por una puñetera vez alguien ha tenido la santa voluntad de escribir sobre ello no desde un punto de vista formal, sino para gente de la calle. Es decir, en los libros hay ecuaciones, y no pocas, pero están bien explicadas, y relacionadas con la vida misma, nada de abstrusos mamotretos carentes de cualquier parecido con la realidad.

Son libros prácticos, muy legibles, aunque también cuentan con su parte negativa. La letra es muy pequeña, con lo que no se les puede acusar de chupar papel para engrosarlos indebidamente, pero cincuenta páginas más tampoco hubieran desmerecido nada, sobre todo en los cuadros de ampliación, en los que todavía el tamaño de la letra es menor.

Respecto a éstos, no están mal y complementan muy bien al texto, poniendo biografías, comentarios y explicando las partes más densas de las ecuaciones. El problema es que están insertados de cualquier manera e interrumpen no poco el fluir de la lectura. Con lo poco que hubiera costado ponerlos al final de cada sección, aunque saltaran entre páginas.

Aparte de esos dos detalles la colección merece una recomendación. Si has tenido dudas sobre la utilidad verdadera de las matemáticas en la vida real, aquí tienes una explicación. Quizás tú como dependiente de una tienda, o como operario de una cadena de producción, no veas muchas aparte de comprobar la nómina o la lista de la compra, pero os aseguro que las mates están ahí, y esta es una colección que te va a abrir los ojos.

Parece ser que la mayoría de los autores son españoles o de habla hispana, y que los libros han sido escritos ex profeso para la ocasión. Si bien eso pudiera parecer un hándicap, realmente no lo es, porque al menos los dos que he tenido ocasión de leer son de lo mejorcito que he visto sobre cada tema pese a su brevedad, que, como decía el insigne, si bre, dos ve bre. En mi caso me han costado media tarde del viernes, y aunque no me han revelado nada nuevo, sí que me han entretenido y divertido.

Y no, no llevo comisión ni he escrito ninguno para la colección.